FINAL
Historia
   

 

Nuestra Historia

La Reforma Constitucional de 1910 y hechos posteriores

 
     
 

Ante la situación caótica del país y en la Presidencia del Gral. González Valencia, el Gral. Herrera propuso convocar una Convención Nacional para reformar la Constitución, propuesta que fue aprobada por los liberales y conservadores Republicanos seguidores del doctor Carlos E. Restrepo, con la oposición de los liberales Bloquistas o Uribistas y de los conservadores Nacionalistas. Finalmente triunfó el Gral. Herrera, quien fue el gestor indiscutible de esta reforma, aun cuando personalmente no asistió a sus sesiones.

Más tarde el Gral. Herrera intervino en forma activa y vehemente en la candidatura Presidencial del doctor Carlos E. Restrepo (1910–1914), la cual triunfó en oposición a la del doctor José Vicente Concha, respaldada por el Gral. Uribe Uribe.

El Presidente Carlos E. Restrepo cumplió su mandato con el asentimiento de la mayoría de los colombianos, porque fue gobernante prudente, tolerante y justo. Lo sucedió el doctor José Vicente Concha en 1914, apoyado por el Gral. Uribe y contra la oposición del Gral. Herrera, por lo que éste resolvió retirarse de la vida pública inmensamente decepcionado por el acaecer político.

Su vinculación con la masonería

En 1915, cuando el Gral. Herrera contaba con 65 años de edad ingresó a la francmasonería colombiana. Su ascenso dentro de la orden fue realmente alígero y excepcional por sus grandes méritos personales concedido sólo a personas cimeras en virtudes. Por también fue investido como Soberano Gran Inspector de la Orden (Grado 33) y en posteridad exaltado como Gran Patrono de la Gran Logia de Colombia.

Es de aclarar que él fue persona de profunda religiosidad, siempre tuvo un crucifijo de plata en la cabecera de su cama y una medallita de oro con la Virgen del Carmen pendía de su cuello.

Su reingreso a la política

El magnicidio del Gral. Uribe acaecido el 15 de octubre de 1914 colocaba al Gral. Herrera en la condición indiscutible de jefe máximo del Partido Liberal. Así fue como por petición de los dirigentes liberales de las distintas regiones del país regresó a Bogotá y se reincorporó a la política.

El Presidente de la República José Vicente Concha lo designó Ministro de Agricultura en 1915. Posesionado del cargo y por tratarse de un organismo nuevo en la vida administrativa del país se dedicó a planear su estructura en forma seria y severa. El organizador otrora de la guerra demostró rápida y eficazmente cómo era también competente funcionario e instaurador de la cosa pública. Durante los pocos meses que estuvo en el Ministerio auspició las Cámaras de Comercio, dispuso elaborar estadísticas del agro y proyectó la Marina Mercante, tal vez su más importante gestión en ese despacho.

Para el año 1921, cuando expiraba el periodo Presidencial de Marco Fidel Suárez, reemplazado por Jorge Holguín, el partido Republicano se había disuelto y el aglutinamiento y unión del partido Liberal era un hecho. Los conservadores proclamaron la candidatura del Gral. Pedro Nel Ospina; la Convención Liberal en sesión del 17 de Diciembre de 1921 reunida en Bogotá, acordó por unanimidad postular al Gral. Benjamín Herrera.

El liberalismo renovado y optimista había resuelto librar la batalla definitiva, frente a frente al adversario. Aquél día se había iniciado la reconquista del poder después de 37 años de hegemonía conservadora. Desplegó la máxima actividad en todo sentido, desde la ciudad hasta el último caserío; basares, rifas, comisiones permanentes, manifestaciones multitudinarias se celebraron en todo el país: en Barranquilla, Medellín, Cali, Cúcuta, Bucaramanga, Girardot y una impresionantemente gigantesca en Bogotá. ¡Que intenso fervor liberal el que sacudió a la nación!.

Las elecciones no fueron ningún certamen democrático, pues las autoridades del gobierno en varios sitios del país crearon guardias cívicas que con los alcaldes eran destinados a amedrentar a los liberales, igualmente se utilizaron como métodos de coacción los púlpitos y confesionarios; el escrutinio fue inmensamente cuestionado, pero finalmente el Gran Consejo Electoral declaró Presidente Electo al Gral. Pedro Nel Ospina.

La sensación que tenía el partido liberal era que le habían usurpado el triunfo, pero el Gral. Herrera no era hombre de lamentaciones y resolvió sin pérdida de tiempo iniciar una gran campaña de adoctrinamiento popular, de programación legislativa y organizar disciplinariamente al partido; también puso especial empeño para que la clase obrera tuviera participación activa en la conformación de las listas en los Concejos Municipales; así cumplía con su apotegma "el pueblo es carne de la carne y hueso de los huesos del partido liberal".

Se convocó la Convención Liberal Nacional para el 29 de marzo de 1922 en Ibagué. Allí se adoptaron importantes medidas que dieron sus frutos años después con el triunfo de Enrique Olaya Herrera. También se recomendó a los liberales dar decidido apoyo a la fundación de la Universidad Libre, la cual empezó labores año siguiente, siendo dirigida personalmente por el Gral. Herrera hasta la fecha de su fallecimiento.

Sus últimos días

Para comienzos de 1923 su condición física se deterioraba día a día y ello le dificultaba desempeñar el cargo con el mismo vigor que imponía a sus obligaciones. Una neumonía avanzaba irremediablemente y a la vez inmensa desconfianza lo invadía. Previendo su muerte dictó su testamento político, que es una bella página de amor a Colombia con algunas recomendaciones al partido. El día 29 de febrero, a las 8 de la noche murió.

Había desaparecido el último caudillo de una era romántica, de magnánimo talento militar, de imperturbables virtudes civiles, de enhiesta dignidad, de cautivante magnetismo, de amor infinito por la patria.

Con motivo de su muerte el periodista, gran liberal y poeta Juan Lozano y Lozano escribió un soneto que comienza así:

Último hidalgo de la estirpe en ruina
de los rebeldes, formidable viejo,
que nos dabas el sol en el reflejo
tutelar de tu espada damasquina.

 

 

 
 
INICIO
QUIENES
SOMOS
NOTICIAS
EVENTOS
REGISTRO
CONTÁCTENOS
Diseñado por: www.grafitel.com